fbpx Saltar al contenido
mundosax

BOQUILLAS

Estas son las 9 MEJORES boquillas de saxofón para tí

A continuación te dejo las mejores boquillas de saxo alto con una amplia variedad de precios y basandome en experiencia propia.

Bueno, ya he llegado el dilema de las boquillas, la elección de una u otra como todo en la música depende de muchas variables desde el sonido que estás buscando tu nivel el precio que está dispuesto a pagar por ello… Por eso, hemos querido hacer una selección de 9 boquillas ordenadas por precio y basado en nuestra propia experiencia.
Empezando por la Yamaha 4C es una de las boquillas más fáciles para empezar a tocar, sin embargo, se puede decir que es la peor de la lista. Por lo que yo recomiendo utilizar la Selmer S80C* o C** para empezar, ya que, no te limita tanto como la otra.
Por otro lado están tanto las Meyer como las Otto link, son muy recomendables y muy típicas para utilizarlas en la música jazz, por su sonido característico y su facilidad a la hora de querer soñar con más volumen.

Esta elección depende mucho de lo que te quieras gastar en la boquilla, pero yo intentaré asesorarte para que esto de comprar y comparar sea más llevadero.

Elegir la mejor boquilla para saxo

Al elegir una boquilla es importante conocer y entender todas las partes de la boquilla del saxofón: la cámara, la abertura de la punta…. La mesa es la superficie plana donde la caña se encuentra en la boquilla. Termina con una parte curva que va a la punta de la boquilla, cuanto más larga es, más libertad tiene la caña cpara vibrar.

La «cámara» es la primera sección circular dentro de la boquilla, situada debajo de la entrada de la parte que va en el cuello del saxofón. La cámara puede ser pequeña, mediana o grande. La abertura de la punta es la distancia entre la caña y la punta de la boquilla. Con una gran abertura, la caña tiene un rango de oscilación más grande. Una pequeña abertura de punta da sonidos más suaves, más rosados y más centrados, lo que es mejor para la música clásica. Una apertura más grande da sonidos más potentes y flexibles, que es más adecuado para una boquilla de jazz. El deflector es la parte dentro de la boquilla que va de la punta a la cámara. Su forma y su inclinación son lo que define el tono de la boquilla: los deflectores rectos dan tonos oscuros y cálidos, los deflectores curvos aportan brillo al sonido. Los deflectores de paso le dan al sonido mucha potencia. El ángulo del deflector también determina la riqueza armónica del sonido.

La elección de una marca de boquillas de de saxofón


En primer lugar, la opción más importante es la elección de la abertura de la boquilla del saxofón. Una boquilla que es demasiado abierta o demasiado cerrada puede que no te funcione en un principio. Cada marca de boquilla tiene su propia escala para definir la apertura de la punta, a menudo identificada por una figura o una letra (por ejemplo: T95, C, 110, 5, 7…) que indica la distancia entre la caña y la boquilla. Las marcas famosas de boquillas de saxofón son

Berg Larsen, Brancher,

Brilhart,

Dukoff

Meyer

Otto Link

Selmer

Vandoren

Syos

Las boquillas Selmer son las mejores boquillas de saxofón alto para la música clásica. Tienen una muy buena precisión y dan un sonido rico, suave y centrado. Las boquillas Vandoren también son buenas para la música clásica y algunas de ellas se pueden utilizar como boquillas de jazz. Si estás tocando jazz en las referencias altas y conocidas son la boquilla Meyer, la boquilla Otto Link o la boquilla Brilhart. A diferencia de estas marcas históricas, Syos es nueva en el mercado y aporta un toque de innovación a la boquilla del saxofón gracias a la tecnología y la experiencia científica extraída del IRCAM, uno de los mejores centros de investigación acústica del mundo.

Echales un vistazo!